Defensor de la ciudadania - Marratxí.es

Defensor de la ciudadania

DCM_Circular_hz_def (800px)

Presentación del Defensor de la Ciutadania

Por acuerdo unánime de los grupos con representación municipal, Eusebia Rayó fue designada y tomó posesión como Defensora de la Ciudadania de Marratxí en el pleno de julio de 2018.

El Reglamento del Defensor o Sindic de Greuges de Marratxí regula y desarrolla el ámbito de actuación, así como las funciones del DCM y su objetivo principal es el de ser un canal de diálogo, estudio y seguimiento de los problemas e inquietudes  que viven los  ciudadanos y ciudadanas de Marratxí ante la administración municipal.

Pero más allá del Reglamento el Defensor quiere ser un elemento de apoyo , de orientación para los ciudadanos y al tiempo contribuir a la mejora de la administración local; generando propuestas y recomendaciones que favorezcan las condiciones de la calidad de vida de la población y haciéndolas llegar a las áreas, organismos y entidades municipales correspondientes. Toda esta labor nos permitirá obtener una auditoría externa de los procesos administrativos y de la gestión municipal.

Con el agradecimiento anticipado al apoyo depositado: por toda la Corporación, por los funcionarios y por todas las áreas de gestión municipal, así como poron la confianza depositada por los ciudadanos y ciudadanas de Marratxí, emprendo con la mayor ilusión y compromiso esta tarea de representación ciudadana.

 Qué es el DCM

El Defensor de la Ciutadania de Marratxí es una Institución Municipal independiente y autónoma respecto a  la acción de la gestión municipal con el objetivo y el espíritu de defender y salvaguardar las libertades y derechos fundamentales de los ciudadanos y ciudadanas, en cuestiones relativas a los servicios prestados por el Ayuntamiento de Marratxí a través de sus diversas áreas.


El Defensor de la Ciutadania puede intervenir bien por solicitud de los ciudadanos y ciudadanas. También puede intervenir por iniciativa propia, o de oficio, cuando entienda que la administración municipal puede producir directa o indirectamente una vulneración de los derechos de la ciudadanía.


El Defensor desarrolla las funciones de representación, investigando y resolviendo los expedientes iniciados y las quejas formuladas.

Quien puede dirigirse al DCM

Cualquier persona física o jurídica que demuestre un interés legítimo relativo al objeto de la queja, respecto a la administración municipal podrá dirigirla al Defensor, (aun no estando empadronado en el municipio, y tampoco constituye impedimento la nacionalidad, la residencia, la minoría de edad, la incapacidad legal, ni el internamiento en un centro penitenciario o de reclusión) para solicitar su intervención, sin restricción de ningún tipo, con la única excepción de aquellas personas con dependencia funcionarial o laboral de la administración municipal o de los organismos dependientes, en aquellas cuestiones relativas al ámbito de las relaciones laborales o de servicio.

Todas las actuaciones del Defensor son gratuitas para la persona interesada.

Las decisiones y las resoluciones no podrán ser objeto de recurso de ninguna clase, sin perjuicio de los recursos administrativos o jurisdiccionales que procedan contra el acto, la resolución o la actuación que haya motivado la queja y su intervención.

Cuando no interviene el DCM

El Defensor de la Ciutadania no puede intervenir cuando las reclamaciones se relacionen con el ámbito de actuación de competencias del Ombudsman europeo, el defensor/a del Pueblo o el Síndic de Greuges de les Illes Balears; en estos casos se han de tramitar a estos.

Igualmente, tampoco intervendrá sobre cuestiones que son conocidas por los juzgados o tribunales de justicia y si la intervención de los tribunales o juzgados se producen cuando el Defensor de la Ciutadania hubiera iniciado sus actuaciones, éste habrá de suspender los trámites que se hayan podido iniciar.

Tampoco puede intervenir cuando se manifieste mala fe o uso abusivo del procedimiento, con el interés de perturbar la administración y cuando no se aprecie interés legítimo o no se indique la persona interesada.


 

Como tramitar las quejas y sugerencias

Se han de presentar por escrito o verbalmente. En cualquier caso habrá de quedar constancia del nombre y apellidos, el DNI y el domicilio de la persona interesada, teléfono y e-mail si se da el caso, así como la firma.

Las quejas han de acompañarse con los documentos y los medios de prueba que las fundamenten y que se estimen necesarias para acreditarlas. El hecho de presentar la queja o reclamación, no necesariamente supone la apertura de un expediente. El DCM procede a la valoración de la documentación aportada.

Las quejas se pueden entregar en persona en las unidades de registro municipales, o per correo electrónico dcm@marratxi.es


No se pueden presentar quejas de las cuales haya transcurrido un año desde que la persona afectada tuvo conocimiento de la conducta o de los hechos susceptibles para motivar una queja. No obstante, cuando el inicio de las actuaciones son de oficio no existe ningún plazo.

Como contactar con el Defensor

Las personas que deseen presentar sus quejas o sugerencias verbalmente o presencialmente pueden dirigirse a los lugares y en los horarios establecidos  de atención  del Defensor de la Ciutadania de Marratxí.

Ajuntament de Marratxí

Carrer de n’Olessa, 66

-  dimarts 10  a 12h

OAC Es Pont dInca

Avinguda Antoni Maura, 56

Edifici Erika, planta baixa

- dijous 17 a 19h


Disponible en: Catalán

Ús de Cookies

Aquest lloc web utilitza Cookies perquè vostè tingui la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies, cliqueu l`enllaç per a més informació. ACEPTAR