El Pleno del Ayuntamiento de Marratxí tiene previsto aprobar esta tarde el Plan de Adolescencia y Juventud 2022-2025 que aspira a ser el instrumento fundamental de actuación del Consistorio para garantizar los derechos de las personas jóvenes. Un plan que pretende situar adolescentes y jóvenes en el centro, protagonistas de su vida y agentes de transformación social.

El nuevo plan parte del resultado del análisis de la realidad juvenil realizado en 2021. En este proceso se ha contado con la implicación de los jóvenes y del personal técnico y profesional vinculados a la elaboración y aplicación de las políticas de juventud.

Los principios rectores del Plan municipal de adolescencia y juventud 2022-2025 son:

A. Promover la emancipación juvenil. Todas las personas tienen que poder tener acceso a una vida con una autonomía y una trayectoria educativa y laboral completa que facilite el acceso a la vivienda para favorecer la emancipación de los jóvenes a partir de los 18 años.

B. Hacer que la juventud sea la protagonista de la transformación social. Las personas jóvenes y adolescentes de Marratxí tienen que ser actores del municipio, con plena libertad para hacer sentir su voz y participar y donde se promueva la producción artística y la expresión cultural de jóvenes y adolescentes.

C. Fomentar una concepción de bienestar integral entre la juventud mediante la salud, el deporte y el bienestar emocional.

D. Hacer de Marratxí un territorio accesible y sostenible para la juventud

La regidora de Juventud, Irene García, ha explicado que “este primer plan de adolescencia y juventud de Marratxí es un instrumento fundamental de actuación que nace después de tres años de trabajo para garantizar los derechos de los adolescentes y jóvenes. El Plan es consecuencia de querer llevar a cabo una política activa y estructurada que permita crear una sociedad en la que los jóvenes de nuestro municipio sean unos referentes y motores sociales”. García ha explicado que el Plan va acompañado de una temporalización que permitirá trabajar y evaluar los objetivos para reajustar los proyectos.

Entre las prioridades del plan se encuentra el acompañamiento y la formación en el ámbito laboral para dar una mejor respuesta a la precariedad y el paro juvenil. El plan también establece la necesidad de potenciar la creación de espacios fijos de encuentro entre entidades y Ayuntamiento para compartir información y establecer procesos de trabajo en red donde estén presentes las diferentes áreas municipales que incorporen la visión joven en su tarea diaria.

Entre los ejes de emancipación se encuentra la lucha contra el abandono escolar, informar sobre las condiciones del mercado de trabajo, asesorar sobre movilidad internacional en relación con los estudios de idiomas, impulsar un plan de ocupación y formación joven, acompañar los jóvenes de 16-18 años que acaben la ESO o la abandonen, e impulsar la creación de un proyecto de mentoría.

La información a la juventud sobre el mercado de la vivienda también es uno de los ejes del plan que pretende poner en marcha un servicio de acompañamiento de alquiler joven, e impulsar la coordinación para la creación de una mesa de vivienda joven.

Otros ejes del Pla son impulsar proyectos para la prevención de la violencia machista, racista, homófoba o tránsfoba. Además, está previsto crear un recurso especializado en atención sexual y reproductiva, prevenir los riesgos de consumo de tóxicos y nuevas tecnologías.